¿Qué es el pterigión?

Consiste en un crecimiento anormal de tejido superpuesto alrededor del ojo sobre la córnea o conjuntiva, (superficie anterior del ojo que normalmente es transparente y sin vasos sanguíneos).

Avanza en forma de triángulo de color blanquecino distorsionando la visión de acuerdo a su estado

Síntomas

El síntoma principal es ardor y sensación de basura permanente dentro del ojo, con vasos rojizos muy visibles. El diagnóstico se confirma con un examen físico de los ojos y párpados.

Tratamiento

No se requiere tratamiento quirúrgico a menos que el pterigión comience a obstruir la visión de manera directa generando un astigmatismo secundario, en cuyo caso se debe retirar quirúrgicamente. Se deben usar anteojos protectores y sombrero o gorra para prevenir su desarrollo y recurrencia, y usar antiinflamatorios tópicos en caso de inflamación sintomática. Es recomendable acudir al oftalmólogo de Fudem para descartar otras enfermedades parecidas, pero de causa diferente, así como buscar asistencia médica si se ha tenido un pterigión en el pasado y los síntomas recurren. Los pacientes con pterigiones deben ser vistos por un oftalmólogo anualmente para detectar a tiempo la invasión corneal antes de que interfiera en la visión.